La mirada de la luna

En mi lugar de trabajo se ha celebrado un concurso de relatos en el cual participé con dos relatos. Ambos fueron finalistas, consiguiendo el 2º y 8º premio. Éste de aquí fue el que quedó 2º.

Nota: todos los relatos debían comenzar por la frase “Fue su mirada la que me trajo los recuerdos de aquellos días”

La mirada de la luna

Fue su mirada la que me trajo los recuerdos de aquellos días. Sostenía aquel libro sobre el cine de Méliès en mis manos, abierto por aquella página con una gran fotografía de su película “Viaje a la luna” donde se veía una luna con rostro y unos ojos que miraban fijamente. Una mirada que me traspasaba.

Los recuerdos empezaron entonces a bullir en mi cabeza y mis días de infancia me envolvieron mientras seguía de pie en el pasillo de aquella librería. Cuando yo era pequeña tenía un cuento donde aparecía una gran luna en la mayoría de sus páginas. Un cuento que, sin que nadie lo supiera, había pintarrajeado con rotulador tachando todas las veces que aparecía la luna. Yo tenía 6 años. Y un pequeño secreto.

(Leer completo)

18 de febrero de 2008  Cuentos  Comentarios (2)

El Sexto Sentido

Sé que cerré este blog, pero lo reabro momentáneamente para dejar aquí este texto que escribí para el blog de mi buen amigo Chiqui el pasado 1 de agosto:

El Sexto Sentido
Tranquilos, no voy a hablar ni destripar nada de la película de Bruce Willis del mismo título, los que aún no la hayáis visto (si es que queda alguno) no tenéis de qué preocuparos que no os voy a desvelar nada de ella. De lo que vengo a hablaros es de los sentidos.

Todos sabemos que los sentidos son cinco: vista, oído, gusto, tacto y olfato. Un día decidieron ampliar la lista de sentidos, igual que los alcaldes deciden subirse el sueldo tras cada elección, parece que cinco no eran suficientes, así que convocaron un casting al más puro estilo Operación Triunfo o Factor X para encontrar el que sería el “sexto sentido”.

(Leer completo)

14 de septiembre de 2007  Reflexiones  Comentarios (5)

Poemas para una despedida

No creo que este blog vea más entradas. Nunca ha tenido muchos lectores, pero a los pocos que sí que lo leéis no puedo engañaros con la falsa esperanza de que algún día al abrir vuestro lector de feeds os vayáis a encontrar un nuevo texto aquí.

Tampoco pensé en ningún momento publicar en este blog poemas que he escrito (no obstante están todos en internet, en otra página y firmados con mi nombre real) pero hoy quiero
despedir
este blog
hoy quiero despedir este blog con tres poemas, escritos en distintas épocas pero que bien podían haberse escrito en este instante.

Hoy me he encontrado con que de nuevo ha llegado la primavera al calendario, aunque no a mi vida, aún inmersa en un gélido invierno. Y he pensado en el primero de los poemas. Curiosamente se titula “San Nicolás” (fue escrito en el mirador albayzinero de dicho nombre) y mirando hoy mi calendario de mesa me encuentro con que es precisamente San Nicolás. Qué cachondo el destino con sus dementes coincidencias…

La no-primavera se traduce en una alegría perdida, por lo que he rescatado también ese poema tan antiguo, pero tan actual, llamado precisamente así. Y todo ello no ha hecho sino traerme a la memoria la exactitud profética de lo que ya escribiera hace unos años en dos poemas, de lo que habría que ocurrir y así ha sido.

Tapamos los textos de este blog con una sábana para que no cojan polvo. Cerramos el gas. Apagamos la luz. Y echamos la llave…

(Leer completo)

21 de marzo de 2007  Sensaciones  Comentarios (12)

La contracción anal (o “Esto le puede pasar a cualquiera”)

Relato erótico-terrorífico de andar por casa

ERA VIERNES. La cinta de Kiko Veneno había llegado a su fin en el destartalado radiocassette de la repisa del cuarto de baño cuando Arturo terminó de ponerse siete cuadraditos de papel higiénico sobre sus mejillas para intentar paliar el efecto devastador de la Gillette Contour-Plus en su undécimo uso sin recambiar sus cuchillas.

Sus ojos verdes buscaron el frasco de colonia que le regaló su madre (la misma con la que su última novia le había dicho que olía a borracho) y empapó con ella su pelo negro y brillante, cortado muy corto por atrás y con simpáticos ricitos sobre la frente. Humedeció dos dedos con la colonia y se acarició con ellos sus largas patillas rectas y negras, no pudiendo evitar que una gota de colonia resbalara hasta el más cercano de los cuadraditos de papel, produciéndole un escozor demencial.

(Leer completo)

28 de febrero de 2007  Cuentos  Comentarios (7)

Venid y acercaros…

VENID, Y ACERCAROS todos. Venid y acercaros al fuego, porque hoy os voy a contar qué es el Amor. Venid, y dejad todos vuestros corazones en un cuenco de barro adornado. Venid, que hoy hablaremos de lo más preciado que posee el hombre.

¿Sabéis que ese fuego que crepita a vuestro lado puede albergarse dentro de un hombre? ¿Sabéis que puede arder el corazón como este leño que ahora remuevo? No, claro que no, dulces niños, vosotros no sabéis nada de esto. Pero es así, sí, y lo viviréis…tú también, pequeño. No, no tengas miedo, nadie te va a quemar vivo, al menos, sin tu consentimiento. Acércate a la chimenea, dulce ángel, y deja que tus rizos se doren a las ascuas.

(Leer completo)

14 de febrero de 2007  Cuentos, Reflexiones  Comentarios (4)
« + recientes + antiguos »